miércoles, 25 de mayo de 2016

Viaje I

Y reconozco el profundo amor por la vida cuando mis manos, en pleno ejercicio de su libertad, llenan tu cuerpo de ternura y de utopía, cuando el abrazo nos sumerge en el sueño militante que amanece con la certeza de que lo podemos todo, no importa cuánto duela, lo transformaremos todo.

19/enero/2016