miércoles, 25 de mayo de 2016

Te abrazo como abrazo la idea
de una Patria libre, entera
y para todos,
de una Patria Grande
construida desde abajo
donde descansemos
los besos, las miradas,
los fusiles, las batallas.
Te abrazo en esa misma lejanía
y algunas noches me dueles lo mismo
que este pueblo tantas veces malherido,
y acurruco entonces el anhelo de tu cuerpo
junto a la promesa viva de esperanza y amor profundo,
que de tanto en tanto desborda las calles y las plazas
para cubrirse de banderas
y futuro.


22/mayo/2016