viernes, 20 de septiembre de 2013

-.-

Qué dirías si
por un ratito,
te invito a olvidarnos
de tantas penas,
de tanto ruido.

Si te propongo
tomar mi mano,
y salir volando
por la ventana.

Para mostrarte que
caer no duele tanto,
que es hacia arriba,
y que es despacio.

Que nuestros miedos
no son tan fuertes,
que en un abrazo
desaparecen.

Qué dirías si
te invito a convertir
nuestro suspiro
en motivo pa' estar vivos.