sábado, 13 de abril de 2013

Espérame

Espérame, amor,
que amanecerá de nuevo
entre nuestros cuerpos
y habrá café caliente
para compartir,

que las conciencias
también despiertan,
abren bien los ojos
y se "desamodorran" con nosotros.

Verás que brotan los frutos
de ese trabajo de tantos años,
de tantas manos,
de tanta historia,

y que las plazas se llenan
y en las calles se canta,
que podremos encontrarnos
en el rostro de toda esa marea
rebelde y gritona
que hace tambalear al mundo,

verás que las sonrisas
nos mantienen juntos,
que si tomas mi mano
este puño que mantengo en alto
se vuelve invencible.

Espérame, amor,
que quedan tantas caricias
como sueños,
y ambos saben a esperanza,
a roja esperanza.

Se nos escurrirá
el cansancio de la mirada,
y nos re descubriremos
enteros, firmes,
y amados,

y la lucha continúa
pues (nos) vivimos,
y encontramos en ello
el mejor motivo para estar de pie,
para avanzar a ese futuro
en el que florezcan nuestros besos.

Espérame, amor,
que cuando el sol del nuevo día
aparezca entre nuestros cuerpos,
yo tendré que agradecerte
cada uno de estos momentos.