sábado, 13 de noviembre de 2010

...

Tus regaños,
mis imprudencias,
tu semblante siempre sereno,
mi fortaleza rota,
tu gusto por hacerme enojar,
mis juegos de niña,
tu necia costumbre de poner las reglas,
mi estúpida manía de callar,
tu orgullo que no es tan grande,
el mío que sí lo es, aunque se disfrace,
tu fascinación por mis fantasías
y mi necesidad de transmitírtelas.
Tu impaciencia,
mis sentimentalismos,
tu desconfianza en las personas,
mi creencia en que todos son buenos,
tu desencanto del mundo,
mi lucha por uno nuevo,
tu miedo por mi lucha,
mi angustia por tu miedo.
Tus brazos protegiéndome de ellos,
los asesinos, los torturadores,
los que no ven ni escuchan,
mis lágrimas transmitiéndote su dolor,
el de los de abajo, los nadie,
los que no poseen nada...
Tus ojos sobre mí,
mis mejillas sonrojadas,
mis ojos sobre tí,
tu huida,
tu exagerada preocupación
por mi inmadura falta de atención,
nuestra pequeña ilusión en volver cotidiano
el café que compartimos por la noche
y el calor de despertar en la misma cama.
Tus besos,
mis caricias,
nuestros cuerpos, nuestros sueños,
nuestro deseo, nuestra locura,
nuestro amor.

2 comentarios:

Magoz Luján dijo...

Increíble imagen :O Me cautivaron sus ojos... ¿la has dibujado tú?

Fernandinova (: dijo...

sip, lo dibujé :)