miércoles, 6 de enero de 2010

Divagando...


No lo niego, he intentado acostumbrarme a este sitio...

Intenté distraerme del frio metal de los barrotes
refugiándome en el recuerdo de un abrazo...

Intenté dar más colores a mis sentidos,
y no solo el ladrillo de las paredes a mi al rededor...

Intenté inhalar un poco de este aire,
pero huele a sangre, huele a sangre.

Intenté ser parte del lugar, no lo niego,
buscar una mueca parecida a una sonrisa,
recibir algo que pudiera confundir con una caricia,
escuchar algún sonido y creer que es una canción,
yo tarareo muchas, pero nadie me oye.

Sí, también intenté vivir en soledad,
volverme una sombra como todos ellos,
los que no sueñan, los que no aman,
los que olvidaron, o quizá nunca supieron,
que alguna vez tuvieron voz...

Y después de tanto intentar
mis labios aún besaban,
mis puños aún temblaban,
algo dentro de mí aún lloraba...

y no he logrado tampoco
que mis ojos dejen de mirar el cielo,
no puedo dejar de soñar despierto.

2 comentarios:

Sabina dijo...

Es muy bello lo que escribis y la musica de tus palabras me recuerdan los sonidos interiores de mis propias palabras cuando intento decir lo que siento. muchas gracias, por toda esta magia que vos estallas en el aire, y que yo desde mi lugar respiro un poco.

saludos.

Sabina

Carlos Romero dijo...

ajalas mi fer este me agrado un chingo, muy bueno.
Carlos